La Ruta de la Seda

Un momento de felicidad,

tú y yo sentados en la varanda,

aparentemente dos, pero uno en alma, tú y yo.

sentimos el Agua de Vida que fluye aquí,

tú y yo, con la belleza del jardín

y el canto de las aves.

Las estrellas nos mirarán,

y les mostraremos

lo que es ser una fina luna creciente.

Tú y yo fuera de nosotros mismos, estaremos juntos,

indiferentes a conjeturas inútiles, tú y yo.

Los papagayos del paraíso harán el azúcar crujir

mientras reímos juntos tú yo.

de una forma en este mundo,

y de otra en una dulce tierra sin tiempo.

Rumi

 

Deja un comentario